Reutilizando edificios abandonados

Meyer, Scherer y Rockcastle transformaron un Walmart abandonado en McAllen, Texas, en una biblioteca pública de 124.500 metros cuadrados, la biblioteca pública  más grande de una sola planta en los Estados Unidos.

 

El diseño de MS&R ganó el  Concurso de Diseño de Interiores Biblioteca 2012 por la  Asociación International de Diseño Interior.

La biblioteca tiene un salón separado acústicamente para adolescentes, al igual que 6 laboratorios de cómputo para adolescentes, 16  espacios públicos de reunión, 14 salas de estudio, 64 laboratorios de computación, 10 laboratorios de computación para niños y  2 laboratorios de computo para genealogía. Otras nuevas características incluyen comprobación automática de unidades, un auditorio, una galería de arte, una librería de textos usados y una cafetería.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *